EJERCICIO CARDIOVASCULAR: FÍSICA O FÍSICO

Handsome muscular bodybuilder posing and keeping arms outstretched. Muscular and fit young bodybuilder posing raising his hands on black background.

El término ejercicio cardiovascular conjura imágenes de tensos músculos y abdominales bien definidos, del tipo de los que uno ve en los anuncios de píldoras dietéticas, bebidas energéticas u otros productos de este todo. ¡Y todos ellos sugieren que puede obtener los músculos del anuncio sin esfuerzo! Los programas de ejercicio poco realistas y las dietas de choque tienen poco que ver con el ejercicio real; el ejercicio de verdad tiene más a ver con la física que con el físico.

¿Qué significa el término Ejercicio Cardiovascular? La única forma de descubrir la respuesta el definir la pregunta. La definición se basa en la posibilidad del cuerpo de obtener, transportar y usar oxígeno. Para poder ver cuán eficiente es su cuerpo usando el oxígeno tendrá que considerar qué factores influyen en el proceso, como: 1. Cómo entra el oxígeno en el organismo 2. El oxígeno en el torrente sanguíneo 3. Uso y desgaste del organismo 4. Fuerza cardíaca

Cómo entra el oxígeno en el organismo El aire de una habitación contiene tan solo un 16% de oxígeno, y a medida que usted inhala, el oxígeno entra en sus pulmones y es transportado al torrente sanguíneo mediante el intercambio de gases. Así pues, si usted inhala a través de pulmones dañados, el oxígeno absorbido será significativamente menor; además, el dióxido de carbono y otros gases no podrán ser exhalados debidamente y los remanentes se acumularán en el cuerpo.

heart_and_vessels_1024x1024El oxígeno en el torrente sanguíneo Los componentes que forman la sangre llamados Hemoglobina o células rojas recogen las moléculas de oxígeno de los pulmones y las transportan a las diversas áreas del cuerpo. La hemoglobina intercambia el oxígeno por el dióxido de carbono y este es transportado a continuación a los pulmones; a lo largo de este viaje también se recogen azúcares, plaquetas y grasas. Estos componentes tienen una constitución comparable con el lodo, que se pega a las paredes de los vasos. Este proceso estrecha los conductos y las paredes se endurecen, lo que significa que la presión necesaria para transportar la sangre a través de las aperturas aumenta de forma dramática, fatigando el corazón.

Uso y desgaste del organismo Desde su concepción hasta el día de su muerte, su corazón se encuentra en continuo movimiento, latiendo a una media de 80 latidos por minuto, cada minuto de cada hora, sin descanso alguno. Considerando el trabajo al que está sometido el corazón, es razonable adoptar medidas preventivas para que su cuerpo siga funcionando sin incidentes.

Fuerza cardíaca Cada músculo tiene un denominador común: ¡si no lo ejercita lo perderá! Así pues, si usted no ejercita los músculos de su corazón, éstos se alargarán y debilitarán. No podrán funcionar como es debido y los niveles de oxígeno disminuirán, causando que su cuerpo responsa a ello con un mal funcionamiento. Los síntomas de este fenómeno incluyen la confusión, la pérdida del aliento y la susceptibilidad al frío. La American Heart Association, junto con el American College of Sports Medicine, recomiendan que para evitar este proceso degenerativo los adultos deberían realizar al menos media hora de ejercicio moderado un mínimo de 5 días a la semana.

Manos a la obra Así pues, todo lo que queda por hacer es dar el primer paso y ponerse manos a la obra. Sin embargo, antes de entrar en calor, hay un par de puntos a los que debería adherirse: 1. Antes de empezar cualquier programa de ejercicio cardiovascular debería pedirle consejo a su médico, para que pueda advertirle de lo que debe y no debe hacer y ayudarle a establecer objetivos razonables